The International Campaign for Real History
Check out the new David Irving bookstore at Irvingbooks.com

Posted Wednesday, September 2, 2009

[] Index to the Traditional Enemies of Free Speech
[] Alphabetical index (text)

AR-Online

Quick navigation

El Mundo

Madrid, Wednesday, September 2, 2009

Israel's Ambassador to Spain pleads wth Madrid's leading daily newspaper El Mundo not to publish their major interview with British Historian David Irving next week

Tradtioinal Enemies of Free Speech: Raphael Schutz, Israel's ambassador to Spain


El embajador de Israel, sobre Irving

Sr. Director:

letter EN la edición de EL MUNDO del 30 de agosto se anunciaba la publicación esta semana de una serie de entrevistas a varios destacados especialistas conmemorando el 70 aniversario del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Lamentablemente, han encontrado apropiado incluir entre los entrevistados al negacionista del Holocausto David Irving.

Es cierto que indicaban que sus opiniones «ofenderán a muchos» pero el problema no es la ofensa o la polémica, sino la ausencia de cualquier referente moral, histórico y ético por parte de quien ha tomado la decisión de entrevistar a Irving junto a importantes expertos en la materia. La decisión responde a una postura que pone al mismo nivel las palabras de acreditados historiadores e intelectuales y las de un charlatán falsificador criminal que cumplió una pena de prisión en Austria.

Uno de los fenómenos perversos relacionados con el llamado postmodernismo es la falta de voluntad, que lleva a la pérdida de la capacidad de diferenciar entre la verdad y la mentira, lo importante y lo superfluo, lo alto y lo bajo. Ya no hay una verdad, solamente existen narrativas. No hay jerarquía, todo está al mismo nivel moral. Todo está en el mismo nivel ético: el asesino y su víctima, el sabio y el ignorante, la ópera de Mozart y el último engendro de la música pop. No ha de extrañar, pues, que desde esta perspectiva, los valores éticos fundamentales se tambaleen y resulte difícil identificar los valores auténticos en el océano de basura que los rodea.

Un acompañante de este clima venenoso es la estereotipada multiculturalidad; puesto que si no hay jerarquía, estaremos obligados a aceptar lo diferente, «el otro» (término cliché en este contexto). Ya sabemos de azafatas de líneas aéreas europeas obligadas a cubrirse el rostro en algunos aeropuertos, y no parece lejano el día -o quizá ya ha llegado- en que algún «liberal» se levante exigiéndonos aceptar la poligamia, la ablación del clítoris o la lapidación de las adúlteras. ¿Quiénes somos nosotros para fijar qué es bueno y qué es malo?

No. Aquí no estamos ante un caso en el que pueda invocarse el derecho a la libertad de expresión. El único derecho que no está limitado es el derecho a la vida. Para la libertad de expresión hay (y debe de haber) límites. Estoy convencido de que para usted también los hay, y que ciertas cosas no las publicaría.

Raphael Schutz
Embajador de Israel.


N. de la R. [The Editor replies:]           [Letters to the Editor]

Efectivamente, nuestro periódico publicará el próximo sábado una entrevista con David Irving. Nuestra línea editorial ha sido siempre consecuente con la condena de la barbarie nazi y del Holocausto que provocó Hitler. No estamos de acuerdo con las tesis negacionistas. Los historiadores más serios han demostrado con pruebas y datos irrefutables el exterminio del pueblo judío llevado a cabo por el Tercer Reich.

Nuestro periódico publica artículos y entrevistas de interés para el público, siempre que en ellos no se incite a cometer delitos. Es lo que hemos hecho con Irving. Entendemos que al embajador Schultz no le guste, pero sus valoraciones sobre la decisión de publicarla reflejan una visión de la realidad maniquea e intransigente que poco ayuda a la causa de la defensa de los intereses de su país y de su pueblo.

Los textos pueden enviarse por correo electrónico a cartas.director@elmundo.es o por correo postal a la Avenida de San Luis, 25. 28033, Madrid. No excederán de 20 líneas y EL MUNDO se reserva el derecho a refundirlos. No se devolverán originales. Las cartas deben incluir el número del DNI y la dirección del remitente. EL MUNDO podrá dar contestación a las cartas dentro de la misma sección.

Our dossier on the Origins of Anti-Semitism
David Irving was interviewed by El Mundo
 

Website support: contribute once  |   regularly  

The above item is reproduced without editing other than typographical
© Focal Point 2009 Irving write to David Irving